viernes, 13 de junio de 2008

Es bandera política Cristóbal Martínez, considera el PAN

Gerardo Suarez
El Regional, 13 de junio de 2008

Rechaza la dirigencia estatal y municipal así como la bancada parlamentaria del PAN, la agresión física de la que fue objeto el ayudante municipal de San Antón, Cristóbal Martínez, sea utilizada como “bandera política” por parte de actores y presidentes de partidos de oposición.
En conferencia de prensa, Luís Miguel Ramírez Romero, secretario general del Comité Directivo Estatal; Marco Martínez Dorantes, presidente del Municipal en Cuernavaca; y la diputada local, Emma Margarita Alemán Olvera, lamentaron los sucesos y se pronunciaron en contra de acciones como la que fue objeto el ayudante municipal, pero aclararon que seguros están, que la sociedad no permitirá que sea utilizado como bandera por la oposición.
Asimismo, coincidieron en afirmar que “juntos lograremos que este lamentable hecho se esclarezca en su justa dimensión”, luego de afirmar que el pueblo hoy día es justo y democrático, independientemente de que sus actores políticos son responsables de sus dichos y sus actos.
En ese tenor, insistieron en que lamentan profundamente las agresiones de las que fue víctima Cristóbal Martínez Robles, y mostraron su solidaridad con él y su familia, al tiempo de sumarse a las voces que piden el esclarecimiento de los hechos, porque la dignidad y la integridad de la persona humana están por encima de los intereses partidistas, políticos y de grupo.
Luís Miguel, precisó que el PAN siempre se ha caracterizado durante su historia, por ser una institución política pacífica, propositiva y democrática, que basa su actuación en el diálogo, el consenso y el fortalecimiento de acuerdos y jamás en la violencia o decisiones y acciones que sean irresponsables sino más bien, siempre encaminadas al bienestar de la sociedad en su conjunto.
Entre tanto, el líder del Comité Municipal del blanquiazul en la capital, Marco Martínez Dorantes, aseveró que ellos siempre han defendido el valor de la vida y el respeto a la integridad de las personas y por tanto, exhortaron tanto a las autoridades de salud como las responsables de investigar los hechos, a poner todo su empeño en la atención de ese asunto.
Al final, rechazaron la violencia al considerar que mantienen la ideología de la libertad y la paz.