viernes, 20 de junio de 2008

Falta de denuncia obstaculiza indagatoria sobre la agresión

Redacción
Diario de Morelos, 20 de junio de 2008.

Por segunda ocasión el ayudante municipal de San Antón, Cristóbal Martínez Robles, se negó a rendir su declaración respecto de la supuesta privación ilegal de la libertad que sufrió la mañana del pasado miércoles 11 de junio, así lo informó el subprocurador metropolitano, Mario Vázquez Rojas. Al no contar con la declaración de la presunta víctima, las autoridades no tienen datos para dar con los agresores, advirtió. El funcionario de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) informó que el procurador de justicia, Francisco Coronato Rodríguez, solicitó al agente del Ministerio Público que el pasado 17 de junio acudiera al Hospital General "José G. Parres" a tomar la declaración del ayudante municipal, pero éste se negó a darla. “En presencia de su asesor jurídico, Cristóbal Martínez dijo estar en su derecho de abstenerse a rendir su declaración, por ello nosotros hemos realizado las indagatorias y peritajes necesarios, pero si no existe denuncia no podemos tener otra línea de investigación para avanzar en la indagatoria y carecemos de los elementos que el ofendido pudiera aportar”, expresó el subprocurador. Cristóbal Martínez fue “levantado” por varios sujetos la mañana del miércoles 11 de junio cuando iba acompañado de otra persona en la colonia Chula Vista; los presuntos agresores le dijeron que él contaba con una orden de aprehensión en su contra y por ello se lo llevaban. Horas más tarde el ayudante municipal fue encontrado amordazado y con varios golpes en el cuerpo en un paraje de la colonia Lomas Tzompantle, por lo cual fue trasladado para recibir atención médica en el Hospital General de Cuernavaca.
Realizan investigación
La Procuraduría General de Justicia investiga la presunta privación ilegal de Cristóbal Martínez bajo la averiguación HG/1ª/350/08-06.