jueves, 12 de junio de 2008

Plagian y torturan al ayudante de San Antón

Jaime Luis Brito y José Luis Garcitapia
La Jornada Morelos, 12 de junio de 2008

CUERNAVACA. Cristóbal Martínez Robles, ayudante municipal del poblado de San Antón, fue interceptado ayer al medio día por un grupo de personas que se identificaron como elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI), quienes lo secuestraron, golpearon salvajemente, amarraron, amordazaron y una hora después lo dejaron abandonado en el camino a Buena Vista del Monte, a la altura del crucero a Mexicapan.
Una ambulancia trasladó después de las 14 horas al hospital José G. Parres, donde permaneció la noche de este miércoles. De acuerdo con el parte médico, el ayudante sufrió fractura del brazo derecho, la rodilla izquierda y el tobillo; además de una herida profunda en la frente, y fuertes dolores en todo el cuerpo, por los golpes recibidos.
De acuerdo con el testimonio recogido por la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, Martínez Robles viajaba junto a Bernardo Hernández Salinas, en su automóvil modelo Chevy, color gris, cuando al llegar a la bajada de Chulavista, a la altura de los Laboratorios Vizcarra, una camioneta tipo Comander, color blanca, sin placas, los interceptó y de ella bajaron cuatro personas quienes se identificaron con una credencial de la AFI.
Las personas le pidieron que se identificara para “un operativo de rutina”, luego le pidieron que descendiera del vehículo y al hacerlo lo tomaron con violencia, subiéndolo a la camioneta, donde lo arrojaron al piso, al tiempo que le gritaron que tenía una orden de aprehensión “y tu ya sabes por qué”, le espetaron. Su acompañante intentó oponerse a la detención, pero fue encañonado por uno de los supuestos agentes, mientras echaron a andar la camioneta con rumbo desconocido.
La camioneta avanzó por Subida a Chalma hasta llegar a la entrada de la colonia Del Bosque, donde tomaron la desviación hacia Buena Vista del Monte. Durante el trayecto, dos agente no dejaron de golpear a Cristóbal Martínez. Al llegar al crucero a Mexicapan, la camioneta tomó el rumbo de Ocuilan, estado de México. Toda esa zona es despoblada. Unos metros adelante, detuvieron el vehículo, bajaron al ayudante de San Antón y comenzaron a propinarle una golpiza con tubos y bat de béisbol.
Cuando Cristóbal quedó inconciente subieron a la camioneta y se fueron con rumbo desconocido. Unos minutos después, recobró el conocimiento y comenzó a arrastrarse algunos metros hasta que encontró a unos vigilantes, quienes realizaron llamadas telefónicas para reportar el suceso. Rodrigo Morales Vázquez, ex ayudante de San Antón y amigo de Cristóbal acudió en su auxilio junto con una ambulancia, que lo trasladó al hospital Parres. Esta noche se anunció que la Procuraduría le asignó una escolta de Policías Ministeriales a Martínez Robles.

Oposición al relleno sanitario
Cristóbal Martínez Robles ha sido, desde el año pasado, uno de los más activos opositores a la construcción de un relleno sanitario en el predio conocido como Loma de Mejía, ubicado en el ejido de San Antón. Esta férrea oposición le ha causado enfrentamientos verbales en los medios de comunicación con el alcalde capitalino Jesús Giles Sánchez.
Las organizaciones y grupos que conforman el movimiento opositor al relleno sanitario de inmediato se dieron a la tarea, primero de localizarlo, y luego de levantar la voz para condenar el hecho y demandar el inicio de una investigación, por parte de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), además de interponer una queja ante la Comisión de Derechos Humanos de Morelos (CDHM).
De hecho, Martínez Robles había participado ayer por la mañana, en una conferencia de prensa donde vecinos de Subida a Chalma denunciaron que habían comenzado las obras para construir el tiradero y anunciaron que realizarían una acción pacífica este jueves.
Dicha acción fue cancelada, pues con el ataque al ayudante, las organizaciones convocaron a una marcha para este jueves 12 de junio a las 10 de la mañana. La movilización partirá del poblado de San Antón, donde de hecho inicia la tradicional feria que se celebra desde hace más de 400 años; la manifestación culminará en el zócalo.

Reacción del ayuntamiento
Por su parte, en un escueto comunicado, el ayuntamiento de Cuernavaca expresó “su repudio a la agresión de que fue víctima” el ayudante municipal de San Antón y e expresó “su solidaridad y apoyo” ante los lamentables acontecimientos.
La administración que encabeza Jesús Giles Sánchez indicó que repudia este acto al igual que cualquier suceso de violencia y garantiza que pondrá todo su empeño para esclarecer los hechos y castigar al o a los culpables a través de las instancias correspondientes.
En tanto, el senador Graco Ramírez Garrido, en otro comunicado, condenó los hechos y “conminó a las autoridades de la Procuraduría General del Estado, para que se inicien de inmediato investigaciones a fondo y deslinden responsabilidades”.
La dependencia, dice el comunicado, “deberá realizar una investigación a fondo para esclarecer si es que la empresa PACSA o el presidente municipal de Cuernavaca, tienen responsabilidad” de los hechos.