sábado, 26 de julio de 2008

Nulo avance en el relleno capitalino

KATHIA JASSO BLANCAS
La Jornada Morelos

CUERNAVACA. Opositores al proyecto del relleno sanitario en Loma de Mejía encabezaron un recorrido por la zona para constatar el nulo avance de este proyecto. Insistieron que la ubicación del mismo debe reconsiderarse y advirtieron que los bloqueos en los accesos por el municipio de Temixco continuarán, como parte de su defensa por las tierras de ese lugar.
Por las lluvias, el camino para Loma de Mejía por el acceso de La Tranca es sinuoso. Es necesario ingresar con camionetas de doble tracción para evitar que los neumáticos se atasquen en las veredas. La senda es larga en automóvil y a pie se duplica. El ingreso por este camino hasta donde se construye el relleno sanitario es por la barranca La Colorada.
Desde ese punto, se camina para donde se ubica la primer celda de las tres que se contemplan en el proyecto del relleno sanitario. En el sitio se ubican tres excavadoras que por el momento están detenidas, ya que las labores se concentran principalmente en la adecuación de los caminos por el acceso de Buena Vista del Monte.
El lugar lo resguardan elementos de Seguridad Pública Estatal quienes tienen la instrucción de no permitir el acceso a los lugareños ante las supuestas amenazas que existen de afectar la maquinaria para evitar que continúen los trabajos.
Los camiones de volteo no pueden percibirse a simple vista, ya que con el temporal presentan serias dificultades para trasladarse hasta esa primera celda en construcción, que es la única que cuenta con la validez de la Norma 086 acreditada por la Comisión Estatal de Agua y Medio Ambiente (CEAMA).
La labor de estos camiones es acopiar el escombro que se escarba y en el trayecto para Buena Vista del Monte lo arrojan por el camino. Esta dinámica explica las razones por las cuales los camiones descienden por Subida a Chalma ya sin la tierra y piedras que acopian.
El agua de las lluvias se encharca en las zanjas que se han excavado hasta el momento, pero los trabajos arrancarán hasta que estén concluidos los trabajos de los caminos de acceso.
María Isabel Quevedo, ciudadana de la colonia Lauro Ortega que colinda con Loma de Mejía, dice que es falso que los trabajos estén avanzados como las autoridades de Cuernavaca han dado a conocer, ya que es claro que no existe un avance sustancial que merezca reportes satisfactorios de la obra.
La estrategia que seguirán los opositores será la de insistir en el diálogo con las autoridades, sin embargo, esta posibilidad es lejana, debido a que hasta el momento las autoridades municipales han negado un acercamiento, aún así, se continuará la lucha por la vía legal y de la resistencia pacífica.
Los caminos de acceso por Temixco, en La Tranca y Santa Úrsula continuarán cerrados y en los de Cuernavaca se intensificará el acercamiento con los comuneros para exponerles las desventajas que contraerá la construcción del relleno sanitario en esa zona.