sábado, 9 de agosto de 2008

Apertura para analizar un nuevo relleno sanitario

ELIZABETH CUEVAS VILLALOBOS
La Jornada Morelos
CUERNAVACA. El secretario general del ayuntamiento de Cuernavaca, Carlo de Fernex Labardini manifestó apertura para analizar la construcción de un relleno sanitario regional, aunque admitió que no se han paralizado los trabajos de construcción en Loma de Mejía.
En respuesta a la propuesta planteada por los diputados de la fracción del PRD en el sentido de la urgente necesidad de que los municipios de la zona metropolitana analicen la construcción de un relleno que no afecte al medio ambiente, el funcionario municipal dijo que las autoridades capitalinas están abiertas a recibir propuestas para determinar un lugar viable para el tratamiento de los residuos sólidos. “La verdad es que hoy en día el único predio que reúne todas las condiciones y los permisos necesarios se ubica en el ejido de San Antón y por lo tanto nosotros continuaremos con su desarrollo, no obstante estamos en la mejor disposición de platicar y sentarnos a buscar las mejores alternativas”, respondió al ser cuestionado sobre la postura de las autoridades capitalinas. De Fernex Labardini, informó que los integrantes del campamento de ambientalistas que se opone a la construcción del relleno en Loma de Mejía y que desde hace una semana mantiene un plantón en el patio principal del edificio municipal, son tratados bajo condiciones propicias y se ha respetado su seguridad, además de que se mantiene el diálogo y las mesas de trabajo para llegar a un acuerdo. Hasta la tarde de ayer, la autoridad capitalina fue informada de la permanencia del plantón durante un fin de semana más y se espera poder llegar a un acuerdo en el transcurso de la próxima semana. Durante la tarde, de Fernex Labardini entregó un documento al grupo de ambientalistas en el que se invita a una mesa de diálogo para la conformación de un comité que se encargue de revisar los trabajos de construcción del relleno sanitario en Loma de Mejía. Los ambientalistas acordaron que será hasta la próxima semana cuando se acuerde sí se admite o no el diálogo que pidió ayer la autoridad municipal. El síndico municipal, Roque González Cerezo, también opinó sobre el tema e insistió en que no se tiene previsto el desalojo violento del grupo opositor.