jueves, 14 de agosto de 2008

El relleno estará en Loma de Mejía, advierte Giles

JOSÉ LUIS GARCITAPIA
La Jornada Morelos

CUERNAVACA. El alcalde Jesús Giles Sánchez dijo ayer que en el rechazo al relleno sanitario de Loma de Mejía se anteponen “posiciones políticas, incluso partidistas, apostándole a que fracase Cuernavaca”, y eso no se va a permitir, advirtió. Reiteró que el proyecto sigue firme y con un 40 por ciento de avance.
Advirtió de una nueva contingencia de basura en la ciudad ante el cierre de los tiraderos del estado de México, a donde la empresa PASA transporta los desechos sólidos que genera Cuernavaca. Dejó en claro que no va a permitir que se repita el octubre negro de 2006.
“Son más de 357 mil personas que las que hoy vemos en campamentos, en marchas y por supuesto en protesta”, expresó el alcalde al ser cuestionado acerca de los ambientalistas que sostienen su plantón en el ayuntamiento. El edil capitalino aseguró que Cuernavaca “tiene hoy la mejor recolección y transporte de todo el estado y es el único municipio que no está contaminando”. Cuestionó a quienes se oponen al relleno sanitario de Loma de Mejía y preguntó dónde está su preocupación por el medio ambiente cuando el 90 por ciento de los tiraderos de Morelos son a cielo abierto. “Me causa curiosidad que se haya incrementado el dengue en un municipio cercano a Cuernavaca -en clara alusión a Temixco, que es gobernador por el PRD-, ¿no será acaso porque no se están manejando adecuadamente los residuos sólidos? Yo lo dejo en la mesa como pregunta”.
Giles Sánchez consideró que Cuernavaca no merece que se le satanice cuando es el único municipio que ha cuidado la naturaleza “con responsabilidad, ética, con hechos, no con discursos”. Destacó la siembra de 164 mil árboles, la construcción del aula ambiental, que tendrá como fin estudiar las barrancas, y la realización en diciembre próximo del Foro Ciudades Verdes.
El presidente municipal lamentó que mientras el ayuntamiento de Cuernavaca tiene en su agenda diaria el cuidado del medio ambiente, hay quienes, por el contrario, tengan “el escándalo y el denuesto” en sus propias agendas. Dijo a los opositores que no se cancelará el relleno sanitario de Loma de Mejía porque cumple con la legalidad y certeza jurídica. Indicó que quienes “quieren cancelarlo antes de su apertura y operación, piden tanto como anular el trabajo de las instituciones. La democracia no se merece dar pasos atrás cuando hay avance”.
El alcalde aseguró respetar la posición de quienes están en contra del proyecto, pero no comparte su opinión, por lo que los exhortó a sentarse con el ayuntamiento a dialogar, porque hay condiciones para ello, y a aceptar la apertura y operación del relleno sanitario de Loma de Mejía ante el apremiante cierre de los tiraderos cercanos.
Tras reiterar que no va a permitir que “regrese el octubre negro de 2006”, pidió que se dé “la oportunidad de que se instale (el relleno), que se opere, (para) que se aclare las dudas, que se aclaren las criticas, que se aclaren los comentarios a medias y veamos que es un proceso científico, tecnológicamente viable”, apuntó.
Destacó que el ayuntamiento no está en contra de la construcción de un relleno sanitario de tipo regional, como han propuesto los opositores al proyecto de Loma de Mejía, que tiene viabilidad técnica, científica y financiera, afirmó, “construyámoslo juntos, pero con bases, con objetividad y calificación de las instituciones”. Agregó que “se puede pensar en un relleno regional, pero primero demos el paso para sacar adelante un problema que tenemos ahí”.
A los opositores al proyecto hizo un “respetuoso llamado a convivir en armonía, tomando el diálogo como herramienta principal de la democracia” y pidió a la población revisar la posición que la autoridad y los actores han asumido en este tema.
Por su parte, José Montes Ramírez, líder del PRD en Cuernavaca, respondió que los únicos que han mostrado un radicalismo absurdo, terquedad y cerrazón son el ayuntamiento de Cuernavaca, en específico Jesús Giles, y sus compañeros del PAN. Agregó que integrantes del movimiento ciudadano que mantienen un plantón en la sede del ayuntamiento, han mostrado opciones viables para solucionar el problema de basura, no sólo en nuestra ciudad sino pensando en una perspectiva regional, pero ante esto, Jesús Giles y los panistas han hecho oídos sordos negándose a buscar una alternativa.