sábado, 23 de agosto de 2008

LA TONADILLA DE GILES por CLAUDIA MANDOKI

La Tonadilla de Giles
(Caricatura escrita)

Desde que tuve conciencia acerca del proyecto de construcción de un relleno sanitario en Loma de Mejía y sus implicaciones, algo que me ha llamado mucho la atención ha sido la respuesta de Jesús Giles, presidente municipal de Cuernavaca, ante el rechazo profundo de la ciudadanía y un vasto grupo de reconocidos científicos hacia el proyecto.
Desde la mañana en que citó a “dialogar” a los vecinos de Subida a Chalma, que nos oponíamos para empezar, al paso de los camiones de basura hacia el relleno por nuestra avenida, hasta sus últimas declaraciones que leí en La Jornada Morelos el jueves pasado antes de la Gran Marcha para frenar el relleno, donde dice seguir “abierto” al diálogo, siempre su diálogo ha consistido en escuchar a los opositores, y luego, sin dar mayores explicaciones, ni contestar directamente a las objeciones, simplemente dice: “Pues sí se va a hacer”. Nunca hubiera pensado que a esto se le pueda llamar “diálogo”.
Desde un principio, esta actitud me ha hecho recordar dos juegos de niños que me inspiraron a escribir esta caricatura:

La Tonadilla de Giles
No oigo no oigo soy de palo
Tengo orejas de pescado
Voy derecho no me quito
Ay les va mi tractorcito
En la Loma de Mejía
No hay agua no hay vida
No hay nadie que allí viva
Los cultivos son mentira
Y a Don Elio lo imaginan
Que se callen los científicos
Van a aguar mi negocito
No oigo no oigo soy de palo
Tengo orejas de pescado
Voy derecho no me quito
Ay les va mi tractorcito
Jesús Giles yo le pido
Pare ya su tonadilla

Claudia Mandoki