miércoles, 19 de noviembre de 2008

Fuera de norma, obra del relleno en Loma de Mejía

RAÚL MORALES VELÁZQUEZ Y ELIZABETH CUEVAS
La Jornada Morelos

CUERNAVACA. Vecinos de Cuernavaca, Temixco y del patronato de San Antón afirmaron que en las próximas semanas analizarán si regresan al plantón permanente en el ayuntamiento capitalino en rechazo a los malos trabajos que se realizan en el predio de Loma de Mejía, lugar en el que se edificará un relleno sanitario.
Leticia Hernández Salinas, vecina de la Lagunilla, acompañada de gente de los 13 pueblos y algunos vecinos más, evidenciaron con fotografías que el trabajo que ahí se realiza “son puras porquerías que no cumplen con lo establecido con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyectos del relleno sanitario, esto al poner una geomembrana directamente sobre el suelo arenoso del lugar”, por ello adelantaron que recolectarán firmas y realizaran marchas antes de retomar el plantón.
Que la autoridad se dé cuenta que a los de Cuernavaca nos preocupa que se hagan trabajos mal hechos y que van contra de la ecología. Lamentaron que tanto la empresa como el mismo edil “esté jugando un juego muy costoso que dice que vale 10 millones de pesos (…) se ha demostrado que el material que están utilizando no es el adecuado, y eso no lo decimos nosotros, sino investigadores de Geofísica de la UNAM”. Señalaron que no se descarta que la empresa y el edil tengan algo planeado para las próximas elecciones, “eso sólo lo saben ellos dos”.
Consideraron en una visita al lugar que el retiro de los rollos de geomembrana, es una muestra más de la serie de irregularidades que hay en el proyecto, porque ésta fue retirada en un intento de subsanar lo que se ha hecho mal. “No dudamos que intenten colocar nuevamente la mencionada membrana que insistimos está rota y no cumple con lo que ellos mismos establecieron en la MIA”.
Acusaron que las autoridades no se están apegando a lo que marca la norma ambiental federal 083, sobre los rellenos sanitarios, lo raro, dijeron, es que las autoridades ambientales federales no digan ni hagan nada que se supone que son las primeras en vigilar que la geomembrana sea la adecuada.
Finalmente, sostuvieron que lo único que está garantizado es la contaminación hacia Temixco y otros municipios por los lixiviados. “Se están burlando de todos al hacer el relleno en un suelo arenoso”.
Calla Giles Sánchez
El alcalde de Cuernavaca, Jesús Giles Sánchez, se negó a hablar sobre las irregularidades detectadas en la lámina impermeable que la empresa PASA colocó en el relleno sanitario para evitar la filtración de lixiviados. Reiteró desconocer las fotografías presentadas por Guardianes de los Árboles, en las que se demuestran sendos orificios en la geomembrana colocada en la primera celda del centro de confinamiento, lo que pone en riesgo la filtración de agua sucia que contaminará los mantos friáticos.
Dijo que “es preciso que se revise lo que esté reportando la Unidad Verificadora Ambiental que revisa a detalle la construcción del relleno, como personas individuales podemos decir muchas cosas, sin embargo esto descansa sobre una unidad que verifica el proceso que se está desarrollando”.
Entrevistado minutos antes de iniciar la sesión de cabildo, el alcalde insistió en desconocer las observaciones presentadas por los ambientalistas, pero anunció una reunión con la unidad verificadora para conocer el avance en la construcción del centro de confinamiento y si existen irregularidades que deban de ser revisadas por la autoridad.
“Creo que es necesario solicitar un reporte para aclarar todas las dudas para dar certeza de que no se está improvisando y que como lo dijimos en un inició, es un tema en el que no pondremos en riesgo la naturaleza ni el medio ambiente”.
Giles Sánchez marcó que su visión se enfoca solamente a los reportes oficiales que en esta semana se le entregarán para conocer el avance de la obra y el apego a los lineamientos marcados por las autoridades federales y locales en materia del medio ambiente.