martes, 25 de noviembre de 2008

Hasta 2009 resolverá TCA sobre caso Loma de Mejía

ELIZABETH CUEVAS VILLALOBOS
La Jornada Morelos

CUERNAVACA. El Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) se pronunciará hasta el próximo año sobre la legalidad en el permiso que la Comisión Estatal de Agua y Medio Ambiente otorgó para la construcción del relleno sanitario en Loma de Mejía.
El magistrado de la tercera sala del organismo judicial local, Carlos Iván Arenas Ángeles, explicó que dentro del expediente TCA/3ª/131/07 aún se analiza el desahogo de pruebas, además de un informe solicitado a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).
De acuerdo a los procedimientos judiciales, se prevé que el pleno del tribunal resuelva el asunto durante los meses de enero y febrero del 2009.
El científico del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) y autor de la queja ante el tribunal de justicia administrativa, Raúl García Barrios, estableció la confianza en que los organismos judiciales reviertan el permiso otorgado a la empresa Promotora Ambiental para la edificación del centro de disposición final de los derechos sólidos.
García Barrios, recalcó que en materia tecnológica se han agotado todas las investigaciones científicas para demostrar que Loma de Mejía no es idóneo para una relleno sanitario por lo permeable de su tierra que permita la rápida filtración del agua, lo que da paso a que los lixiviados contaminen los mantos freáticos.
El integrante del CRIM afirmó que las instancias científicas agotaron todos los procedimientos para demostrar que los predios de Loma de Mejía no son los idóneos para mantener un relleno sanitario.
“Ya se han externado las opiniones claras de varios científicos mexicanos que integran el foro, y que es la máxima autoridad en controversias tecnológicas, y fue esta autoridad la que determinó que el suelo donde PASA edifica el relleno no es el más viable y ya no hay más que decir en ese sentido”.
Sin embargo, y ante la insistencia de las autoridades de continuar con los trabajos de construcción, el investigador recordó que la determinación final está en manos de las autoridades judiciales.