sábado, 20 de diciembre de 2008

Impulsa cabildo reservas ecológicas en Cuernavaca


José Luis Rojas
El Sol de Cuernavaca

Cuernavaca, Morelos.- Con una visión de futuro, para sentar las bases del crecimiento urbano ordenado en el sur poniente de Cuernavaca, estableciendo una reserva ecológica territorial a través de la planificación ordenada y la sustentabilidad territorial de la ciudad, el Cabildo de Cuernavaca aprobó ayer, la implementación del Programa de Desarrollo Urbano del Centro de la población de Chipitlán.
En la sesión de cabildo del día de ayer, el regidor Romualdo Salgado Valle, antes de aprobar este innovador programa, solicitó que sea ejecutado bajo los lineamientos de transparencia y legalidad, y deberá ser el pleno del Cabildo quien apruebe el otorgamiento de toda licencia para desarrollos urbanos, habitacionales o comerciales en aquella zona, a fin de no permitir irregularidades o favoritismos para alguna inmobiliaria o empresario, que lleven a esa parte de Cuernavaca a convertirse en otra "mancha urbana" generadoras de problemas.
Se destacó que el proyecto fue presentado en días pasados, ante integrantes del Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal, -Coplademun-, lo que permitió su profundo análisis, hasta llegar a su aprobación.
Por lo anterior, el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas en la capital, Luis Enrique Arvizu Romano, señaló que el programa parcial de desarrollo urbano en Chipitlán, podría ejecutarse a corto, o bien a largo plazo, en un tiempo máximo de tres años, e insistió en que la actual administración está sentando las bases de manera responsable, respecto del desarrollo urbano ordenado en esta parte de Cuernavaca, que está por crecer.
Explicó así, que en este nuevo polo de desarrollo en el cual habitarán aproximadamente 35 mil habitantes, contará con todos los servicios de infraestructura y equipamiento, tales como; vialidades, parques, centros comerciales, hospitales, central de autobuses, así como nuevos desarrollos habitacionales de interés social y villas ecológicas, proyectos que serán monitoreados a través de un observatorio ciudadano.
Por eso, el encargado de las Obras Publicas en la ciudad, hizo notar que el predio de 380 hectáreas, topográficamente hablando, es factible para la realización del nuevo desarrollo urbano ya que la zona no es problemática, y cuenta con la aprobación del Comisariato ejidal, y ya lo vislumbran como detonador del desarrollo urbano, económico, de vivienda y agroindustrial de Chipitlán.
Igualmente, recordó Arvizu Romano que actualmente se realizan foros de participación ciudadana, con el propósito de que opinen sobre cómo quieren que crezca esa zona de la ciudad, en lo económico y urbano, sin descuidar el medio ambiente.
Bajo esa consideración, los integrantes del cabildo confirmaron que este importante desarrollo, dará una nueva visión a la ciudad capital, por lo que estiman importante la realización de este tipo de proyectos que benefician a ejidatarios y a la ciudad de Cuernavaca, pues no se trata de obstaculizar el desarrollo, sino de vigilar que éste siempre se haga dentro del orden y la legalidad.