martes, 27 de enero de 2009

Amago de riña en protesta contra el relleno capitalino

José Luis Garcitapia y Kathia Jasso Blancas
La Jornada Morelos

CUERNAVACA. Miembros del Frente de Afectados por el relleno sanitario de Loma de Mejía protestaron ayer frente a la entrada del ayuntamiento capitalino, hasta donde acudieron para pedir información sobre el proyecto, así como su cancelación.
Larisa de Orbe, Nayeli Sánchez y Antonio Sarmiento Galán, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), miembros del Frente de Afectados, llegaron en punto de las 10:30 horas a la sede de la comuna capitalina para requerir información adicional del proyecto en Loma de Mejía, entre las cuales destacaron la presentación del estudio en donde se especifiquen los tipos de aves que anidan en la zona, además de la entrega del dictamen de especies de árboles protegidas que nacen en ese predio.
Sin embargo, aunque la intención primaria no era realizar una manifestación, sino hacer entrega de un documento mediante el cual se condena la construcción del relleno sanitario y solicitar la información descrita, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Cuernavaca que resguardan el recinto se colocaron en la puerta principal para evitar que se introdujeran.
Por momentos se generó una leve tensión, debido a que los ciudadanos no daban crédito a la acción policial por demás arbitraria, además que se produjo un caos debido a que otras personas que acudieron a realizar trámites tampoco podían acceder hasta que los integrantes del Frente contra Loma de Mejía desistieron de su derecho para acudir al recinto municipal con el fin de realizar, como el resto, un simple trámite.
En medio de la confusión, Nayeli Sánchez, dio lectura a un documento mediante el cual informan que en la visita al relleno sanitario del pasado 17 de enero, se pudo constatar que el proyecto en Loma de Mejía “no cumple con las características para albergar una relleno sanitario”.
Precisan que se detectaron varias violaciones a la NOM-083-2003, ya que en el predio de Loma de Mejía se reciben un promedio de 200 toneladas diarias de basura y en consecuencia se duda de la capacidad de compactación, además que el predio carece de un sistema de captación, conducción y control de biogás que produce la basura ahí depositada.
“Debido a la ausencia de una báscula y al hecho de que los camiones de recolecta depositan directamente los residuos al tiradero, sospechamos que el precio que está pagando el ayuntamiento de Cuernavaca a PASA no representa el tonelaje de residuos que ésta recibe y que muy probablemente se esté sobrevaluando”, dictan.
Ultimaron que “con elecciones encima o sin ellas seguiremos defendiendo el derecho a manifestarnos y a exigir la cancelación del depósito de desechos urbanos en el predio Loma de Mejía”.
De su lado, José Juan Tobilla Marín, secretario de Servicios Públicos y Medio Ambiente de Cuernavaca, respondió a los manifestantes que toda la información respecto al proceso de concesionamiento y autorización de un relleno sanitario en Loma de Mejía es pública y se encuentra en la página de internet del ayuntamiento, a la que tienen acceso todos los ciudadanos.
Recordó que el año pasado, el alcalde Jesús Giles Sánchez ordenó se le entregará a unos particulares, relacionados con el grupo de ambientalistas inconformes, toda la información disponible al respecto, lo que se hizo y si es necesario se les volverá a entregar.