jueves, 8 de enero de 2009

Evitar depósito de basura en Loma de Mejía, pide edil de Temixco a Giles

RAÚL MORALES VELÁZQUEZ
La Jornada Morelos

CUERNAVACA. Una vez que la empresa PASA iniciara el depósito de basura en el relleno sanitario de Loma de Mejía, Javier Orihuela García, presidente municipal de Temixco, exhortó a Jesús Giles Sánchez, alcalde capitalino, a reflexionar sobre la colocación de desechos en el lugar, ante la afectación de los mantos freáticos.
El edil de extracción perredista consideró que es urgente seguir solicitando “muy atentamente y de manera urgente al ayuntamiento de Cuernavaca que reconsidere su proyecto de tirar la basura al norte de la capital, porque existe el riesgo latente de que se afecten los mantos freáticos del municipio de Temixco”. Del mismo modo, adelantó que han solicitado ya la intervención del gobernador Marco Adame Castillo “para explicarle por qué se le hace este llamado al ayuntamiento de Cuernavaca, con la finalidad de que el gobierno otorgue un dictamen positivo”.
Asimismo, abundó: “Seguimos insistiendo con el presidente municipal de Cuernavaca que reconsideré y tome en cuenta las propuestas de la ciencia, y que tome en cuenta la opinión de los científicos y expertos en la materia sobre la contaminación de los mantos acuíferos que presentará en los próximos años”.
Orihuela García también invitó a Giles Sánchez a que se incorporé al proyecto regional de relleno sanitario en Tetlama, pues argumentó que municipios como Jiutepec, Xochitepec, Miacatlán y Tlaltizapán se unieron a dicha alternativa. “Lo invitamos con la finalidad de no poner en riesgo el patrimonio hidráulico del municipio capitalino”, dijo.
En el mismo sentido, “seguiremos insistiendo hasta el último momento de nuestro gobierno para que cese ese proyecto, por eso hemos solicitado una entrevista con el gobernador para que frene el proyecto de Loma de Mejía”.
De no ser así, advirtió Orihuela García, evaluarán el problema con abogados, para analizar las disposiciones a fin de proceder legalmente en contra del alcalde capitalino, quien no acepta las afectaciones que provocará el relleno sanitario de Loma de Mejía.