sábado, 21 de febrero de 2009

Alista CEAMA más sanciones contra el gobierno de Temixco

ELIZABETH CUEVAS VILALLALOBOS
La Jornada Morelos
CUERNAVACA. La Comisión Estatal del Agua y Medio Ambiente (CEAMA) prepara nuevas sanciones contra el ayuntamiento de Temixco, debido a que no ha retirado las toneladas de basura depositadas en la mina San Felipe.
Jorge Hinojosa Martínez, secretario ejecutivo de la CEAMA, aseguró la continuidad del proceso administrativo que, desde el año pasado, el organismo inició contra las autoridades municipales acusadas de dañar el medio ambiente.
“El proceso administrativo sigue su paso y ya se ha instruido al ayuntamiento para que cumpla con las disposiciones marcadas por el juez”.
El funcionario recordó que la orden ya fue dada en su momento y, por ahora, se verifica que el ayuntamiento cumpla con el retiro de las miles de toneladas de basura depositadas en el tiradero que incumple con las disposiciones de cuidado del medio ambiente.
“Nosotros tendremos que continuar con el procedimiento, aquí lo más importante es que se respete el medio ambiente. El alcalde (Javier Orihuela García) insiste en que es un conservador del medio ambiente, pero hasta el momento no lo ha hecho”.
Hinojosa Martínez declaró que el mandato judicial no impide el ingreso a las autoridades del ayuntamiento para llevar a cabo el retiro de las toneladas de basura, como lo argumenta el presidente municipal de Temixco para negarse a retirar los desechos sólidos.
El titular de la CEAMA dijo que continuarán los procedimientos marcados en la ley y dejó abierta la posibilidad de aplicar nuevas sanciones contra el ayuntamiento, aunque ayer no se aclaró si serán administrativas o económicas.
En días pasados, el gobierno municipal de Temixco respondió al juzgado primero de distrito que los residuos sólidos urbanos depositados en el campo San Felipe serán retirados cuando la CEAMA autorice el funcionamiento del biorrelleno metanogénico de El Socavón, en Tetlama.
Sin embargo, el titular de la comisión insistió en que hasta el momento no se tiene prevista la aprobación del relleno regional, pues incumple con la norma ambiental respecto al riesgo de la filtración de lixiviados y la contaminación de mantos freáticos.