jueves, 12 de marzo de 2009

Rechifla y consignas contra el gobernador en festival de cine

Jorge Sifuentes Cañas
La Jornada Morelos
CUERNAVACA. Fue la noche de inauguración de Cinema Planeta, que levantó ámpula entre la cúpula estatal tras la breve, pero enérgica manifestación de la sociedad contra las acciones en contra del medio ambiente. La hora pactada fue las siete de la noche. Todo estaba en su lugar; algunos jóvenes empleados de Cinemex conducían a los asistentes a sus lugares en el Foro del Lago del Jardín Borda; también elegantemente decorado con velas entre las gradas.
Sin embargo; y a pesar del esfuerzo del Comité Organizador, encabezado por Gustavo Martínez, Eleonora Isunza y Milko Días Coronel, el público tuvo que aguantarse más de una hora para el acto inaugural. Poco después de las ocho de la noche, las autoridades comenzaron la pasarela.
Y la rechifla no se hizo esperar. Juan Rafael Elvira Quezada, Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); Marco Antonio Adame Castillo, gobernador del estado; y Jesús Giles, presidente municipal de Cuernavaca; caminaban rumbo a sus lugares, en medio de gritos surgidos entre los asistentes: ¡Ni un voto al PAN! ¡Ni un voto al PAN! Mientras los funcionarios sólo atinaban a endurecer la expresión.
En el escenario dispuesto para los discursos, apareció la figura de la actriz Patricia Llaca, quien luego del desaguisado intentaba con su entusiasmo llamar la atención del público. Luego tocó el turno del micrófono a los organizadores, quienes agradecieron a las autoridades el apoyo para el Festival e invitaron a presenciar el filme seleccionado para abrir el evento.
De pronto, apareció en una parte de la grada cerca del lago manta mostrada por Pietro Ameglio y Jean Robert. En ella, se leía claramente: “¡El trabajador de la basura no es basura, no lo barran!”. Antes de llegar donde el palco principal, fueron detenidos por elementos de seguridad. Y ahí se inició la discusión. Ambos fueron “invitados” a retirarse y no se les volvió a permitir la entrada.
Mientras, los guaruras no atinaban exactamente qué hacer. Algunos comentaban nerviosos: “¿Qué hacemos?”. Otro más allá aseguraba: “Ya está controlado todo”. Poco después, se desplegó otras manta en la parte de arriba, con la leyenda: “Giles, PASA y GEM; Ecocidas de los acuerdos en Morelos”; que también fue retirada.
Cuando estaba la discusión, aparecieron las consignas: “¡No al relleno sanitario de Loma de Mejía”. Y otra vez, entre la penumbra, otro elemento de seguridad sólo atinaba a decir: “Estos weyes ya hicieron su desmadre”.