domingo, 12 de abril de 2009

Protestan pobladores contra el proyecto en tiradero de Tetlama

KATHIA JASSO BLANCAS/ RAÚL MORALES
La Jornada Morelos

CUERNAVACA. La mañana de ayer, un grupo de comuneros, ejidatarios y vecinos de Alpuyeca y Tetlama, así como activistas sociales, protestaron en la entrada principal de palacio de gobierno en contra de la aprobación del biorelleno metanogénico que, en días pasados, la Comisión Estatal del Agua y Medio Ambiente (CEAMA) le autorizó al municipio de Temixco para que opere en la zona. Por su parte, Javier Orihuela García, alcalde con licencia, dijo que la protesta se debe a que los manifestantes “quieren una lanita (sic)”.
Luego de colocar una manta en la puerta principal, en donde condenaban la aprobación del proyecto por parte de la CEAMA, Hipólito García Ramírez, representante de los pobladores, denunció que el basurero de Tetlama operó por más de 30 años sin ningún tipo de control y bajo la negligencia de las autoridades en todos los niveles, así “el tiradero envenenó a nuestras comunidades, (por lo que) hoy nuestros hijos tienen altos niveles de plomo en la sangre y muchos de nuestros hermanos han nacido con malformaciones; el agua de nuestro río de donde nos bañamos y comemos está envenenada”.
Actualmente, dijo, las autoridades “quieren sacar hasta electricidad” del tiradero y “para eso se necesita más basura en el lugar, por eso de una vez advertimos que por más tecnología que traigan del extranjero no permitiremos que se tire ni un solo papel, y estamos dispuestos a lo que sea, incluso a prohibir el acceso de cualquier persona ajena al lugar con nuestras propias vidas, porque estamos cansados de ser el basurero y la tasa del baño de todos, en donde todos tiran sus porquerías”.
Consideró que a pesar de tener los permisos de las autoridades, el ayuntamiento “no tiene la anuencia del pueblo, y por eso defenderemos lo que por derecho nos corresponde como comunidad”.
Abundó: “Hoy anunciamos que iniciaremos la defensa de nuestros derechos como comunidades para detener este proyecto. Comenzamos a reunirnos en nuestras comunidades para organizarnos, esperamos que el gobierno no actúe de modo intransigente, que dé la cara, escuche a los pueblos y detenga el proyecto”.
De su lado, el presidente municipal de Temixco con licencia consideró que la falta de información puede ser la causa del malestar de los pobladores, por lo que “estaremos acercándonos con ellos para ponerlos al día en información y sepan en qué consiste el relleno metanogénico, y que sepan también que en el proyecto de remediación están incluidos y hay una lanita (sic) para ellos”.
Con esto, señaló, se resuelven todas las demandas que se tenían en Tetlama, “porque con la remediación y la tecnología de punta que vamos a meter, no se podrá comparar con nada con lo que se tenía hace años, en donde la contaminación estaba a la orden del día”.
Manifestó que a diferencia del pasado, se apoyará a toda la comunidad de Tetlama y no a un grupo, “como se hacía antes”, ahora habrá apoyos de obras por 400 mil pesos para la propia comunidad.
La operación del biorelleno metanogénico es impulsada por las localidades integradas en la Asociación de Municipios de la Región: Temixco, Jiutepec, Tlaltizapán, Xochitepec y Miacatlán, y es aprobado por la Organización de Naciones Unidas (ONU), la cual invertirá para la manipulación del gas metano.