miércoles, 19 de agosto de 2009

Arranca prohibición de bolsas de plástico

Ramiro Alonso
El Universal

Ante la entrada en vigor de las reformas a la Ley de Residuos Sólidos en el Distrito Federal que obliga a los establecimientos mercantiles a no regalar bolsas de plástico y sólo dar biodegradables, las tiendas comerciales ya impulsan diversas medidas.
En el caso de Tiendas Comercial Mexicana, esta empresa anunció la introducción de bolsas biodegrables, así como una reutilizable que se distribuirán en sus 228 unidades de negocio.
Las bolsas biodegradables, cuyo proceso de descomposición no requerirá más de dos años (50 veces más rápido que las bolsas tradicionales de plástico), conservan sus propiedades tanto de resistencia como de seguridad, y vendrán a sustituir a millones de bolsas de plástico, con el objetivo de disminuir significativamente el impacto en el ambiente, informó esa cadena de tiendas.
La empresa, que en estos días continua su proceso de reestructura financiera, comunicó que a la par de la sustitución de las bolsas de plástico, también lanzará bolsas reutilizables fabricadas a base de yute e ingeo (fibra de trigo), que podrán ser usadas hasta por cinco años, las cuales son las únicas en el comercio formal ciento por ciento biodegradables, ya que su lapso de descomposición es de 115 días.
Periodo de adaptación
Antonio Ocaranza, director de Comunicación Corporativa de Walmart de México, dijo que el decreto considera un periodo de transición de seis meses para participar en la creación de un programa de sustitución de plástico en las bolsas, “por lo que durante ese periodo continuaremos trabajando como hasta ahora en esa solución”, afirmó.
Walmart por su propia cuenta ha ejecutado un plan de reducción de bolsas de plástico. “Creemos que el cambio en los hábitos del consumidor es la mejor solución, y por eso promovemos la utilización de las bolsas reusables para el empaque de las mercancías”, aseguró el funcionario de la cadena de supermercados.
Rodrigo Benet, encargado de Relación con Inversionistas de la misma empresa, dijo que la introducción de las bolsas biodegradables en las tiendas implicó diversos cambios, “particularmente en trabajar de la mano de nuestro proveedor de este insumo, lo que también requiere de un gasto adicional”, aseguró.
Organización Soriana informó que la medida decretada por las autoridades de la ciudad de México no impactará en sus insumos, debido a que la empresa ya cuenta con bolsas biodegrables en sus tiendas de autoservicios.
En Soriana la bolsa que se usaba hasta el año pasado, era una bolsa plástica que, por su composición química, requería de un muy largo periodo de tiempo para su degradación.
Sin embargo, con la nueva bolsa biodegradable está modificada en su composición, a fin de que en la presencia de elementos naturales tan comunes como microorganismos, oxigeno, humedad y tierra se integre completamente a la naturaleza en un ciclo de 12 a 24 meses, proceso verificado bajo los más altos estándares internacionales, de acuerdo con información que proporcionó la empresa.
Medida insuficiente
No obstante, tal medida fue calificada por la Asociación Nacional de Tiendas Departamentales y Autoservicios (Antad) como insuficiente durante el mes de marzo, debido a que las modificaciones legales surtirán efecto sólo para la quinta parte del comercio organizado moderno.
El resto de bolsas, que son usadas por la economía informal, ilegal y sistemáticamente fuera de inspecciones y regulaciones, seguirán al margen de las disposiciones oficiales, de acuerdo con el organismo empresarial.
Plaos para cumplir
Las reformas a la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal establecen que serán sancionadas las empresas que no cumplan con estas disposiciones. Sin embargo, las multas se aplicarán hasta dentro de un año.
El motivo es que el gobierno del Distrito Federal dará oportunidad para que las empresas puedan utilizar tecnología que se adapte a las nuevas disposiciones legales.
De hecho, las sanciones serán establecidas por la administración capitalina en un plazo de 90 días después de la publicación del actual decreto, con el fin de actualizar el Reglamento de la Ley de Residuos Sólidos que está en vigor en la capital. (Con información de Johana Robles)