martes, 11 de agosto de 2009

Repudian pobladores el proyecto de relleno sanitario en Jonacatepec

FERNANDO BALTAZAR
La Jornada Morelos
JONACATEPEC. Ante la posibilidad de que sea construido un relleno sanitario regional en el municipio; ejidatarios y vecinos acordaron rechazar el desarrollo del proyecto en tierras ejidales, ya que no se garantiza que se cuidará la ecología de la zona y que se desarrolle conforme marca la norma oficial mexicana, pues existen muchos casos de mal manejo y contaminación de este tipo de proyectos en Morelos.
Cerca de 400 personas, entre vecinos y ejidatarios, se reunieron la tarde de este domingo en el salón ejidal para tratar el tema, convocados por Noe Zúñiga Zúñiga, presidente del Consejo de Vigilancia, una vez que tuvo conocimiento que Francisco Ariza Pérez, actual presidente del Comisariado ejidal y padre del presidente municipal electo: Ismael Ariza Rosas, había aceptado el proyecto del gobierno del estado, pues su hijo estará al frente del gobierno municipal durante los siguientes tres años.
En la asamblea, aunque aún no se habla del proyecto de manera oficial, se dijo que se existe información sobre el desarrollo de un relleno sanitario regional que facilite el confinamiento de los desechos sólidos, no sólo de Jonacatepec, sino también de municipios vecinos.
Recalcaron que el municipio carece de espacios y tierras aptas para llevar a cabo un proyecto de esta magnitud y, sobre todo, cuando se trata de hacer una obra de esta magnitud sin que los campesinos y el pueblo se enteren de ella. “Es necesario que se tome en cuenta a todos, vecinos y ejidatarios, pues de lo contrario se tendrán problemas graves. Que prevalezca el interés común, de las mayorías y no el de unos cuantos”, gritaron.
Aunque algunas voces hablaban de la importancia de conocer más sobre el tema y los avances en torno al mismo con autoridades municipales y representantes ejidales, otros más señalaron que existen muchas experiencias en el estado de que se incumple con la aplicación plena de la norma, como ocurre en Cuautla, donde la contaminación es tal en las instalaciones del relleno sanitario que se utiliza como tiradero a cielo abierto.
Finalmente, se emitió un documento, con el firme acuerdo de impedir la construcción de un proyecto de esta naturaleza, además de que demandarán claridad, honestidad y transparencia a las nuevas autoridades desde el inicio de su gestión.