miércoles, 4 de noviembre de 2009

Lamentan el cierre del relleno

Pegará a ejidatarios cierre de relleno.
El presidente del comisariado ejidal de San Antón, Bernabé García Arizmendi, lamentó la decisión del alcalde de Cuernavaca, Manuel Martínez Garrigós, de cerrar el relleno sanitario de Loma de Mejía, terreno que pertenece a este ejido.
El representante expresó que esto implicará que 143 familias de campesinos pierdan un ingreso mensual.
“Si él (Manuel Martínez Garrigós) quiere cerrar el relleno sanitario, debe de saber que va a perjudicar a muchas familias muy pobres del campo, toda la vida nunca habíamos tenido una oportunidad de recibir un dinero cada mes para irla pasando aunque sea para las tortillas, es una bendición en nuestras vidas”, comentó don Bernabé.
La empresa Promotora Ambiental, SA (PASA) Cuernavaca paga al ejido una cantidad mensual que varía dependiendo de las toneladas depositadas en el terreno; este recurso se genera por el usufructo de 30 hectáreas de Loma de Mejía. El total es repartido entre todos los ejidatarios en partes iguales, lo cual da como resultado un ingreso mensual de entre dos a tres mil pesos para cada uno.
García Arizmendi apuntó que respetarían la decisión del Presidente Municipal aunque no estén de acuerdo. “(Es) una decisión de la autoridad y ellos saben lo que hacen”, aseguró. Y agregó que no piensan manifestarse en contra de la determinación.
“Los únicos impotentes somos los campesinos, pero tendremos que volver a la rutina de antes de seguir batallando con lo que tenemos, pero pienso que las autoridades deben pensar en los pobres”, dijo.
Los ejidatarios de San Antón usaban antes las tierras de Loma de Mejía sólo para pastoreo.
Dice Garrigós: PASA sí, pero el relleno no
Luego de que el alcalde de Cuernavaca, Manuel Martínez Garrigós, anunciara que el relleno sanitario de Loma de Mejía será cerrado, aclaró que el contrato con la empresa PASA Cuernavaca seguirá vigente, pero que el relleno sanitario sí tendrá que desaparecer.
El alcalde precisó que su administración se está abocando en la búsqueda de un lugar fuera de la capital morelense en donde sea reubicado el depósito final de la basura.
“Lo que acordamos fue que en seis meses se revisara, junto con la gente de PASA Cuernavaca, los predios, son alrededor de 20. Porque ir a una rescisión de contrato, además de que nos llevaría tiempo, podría tener costos muy fuertes para la ciudadanía”, explicó.
Manuel Martínez fue enfático al expresar que a pesar de que se seguirá trabajando con PASA Cuernavaca, su administración no tolerará la violación al marco legal en materia ambiental por el funcionamiento del relleno sanitario.
“Es algo que me heredaron (la concesión de los servicios de limpia con PASA Cuernavaca) a mí, pero no puedo permitir que se siga violando el marco legal”.
Desde ayer, al inicio de los trabajos de la administración municipal 2009-2012, el encargado de la revisión tanto del título de concesión como de las reuniones que se tengan que hacer con la empresa concesionaria PASA Cuernavaca es Víctor Saucedo Perdomo.
Tres opciones
Las opciones de relleno sanitario que el alcalde de Cuernavaca tiene hasta elmomento son:
> La región sur
> La región oriente
> El ex tiradero de Tetlama, en Temixco