jueves, 25 de febrero de 2010

Posible cambio de relleno metanogénico

Elizabeth Cuevas Villalobos
CUERNAVACA. Frente a la inconformidad de pobladores de Alpuyeca que el pasado lunes pidieron el apoyo de los diputados locales, el presidente municipal de Temixco, Nereo Bandera Zavaleta, reconoció la posibilidad de cambiar la sede del biorrelleno metanogénico que se construye en el socavón en el poblado de Tetlama.
Luego de la resistencia que mantienen habitantes de Alpuyeca y quienes incluso exhibieron un documento firmado por la Comisión Estatal de Agua y Medio Ambiente (CEAMA) en donde se establece la inviabilidad de construir un centro de confortamiento cerca de donde funcionaba el tiradero a cielo abierto, el alcalde dejó amplias posibilidades de cambiar la sede del biorrelleno.
A decir del alcalde de Temixco hasta el momento no se tienen nuevos acuerdos con la empresa Tu Transformas, encargada de construir el centro de disposición final de la basura y que hasta el momento no ha concluido ni la primera celda.
Sin embargo, el propio Bandera Zavaleta, aseguró que de no acordarse la construcción del relleno metanogénico su gobierno buscarás nuevas sedes e incluso nuevas empresas que inviertan en la construcción de un centro para la disposición de la basura.
“Respetaremos a los habitantes de Alpuyeca si es que el relleno no llena los requisitos ambientales que se requieren, pues simplemente no lo haremos, nosotros estamos con los seres humanos y no queremos dejarles herencias a nuestros hijos solamente por no gastar un poco más en dinero”.
Lo anterior en caso de que CEAMA determine que el área de socavón no es la más idónea para construir el biorrelleno metanogénico.
Y es que la comisión de seguimiento al cierre del tiradero a cielo abierto de Tetlama, afirmaron una serie de movilizaciones para impedir el paso de los camiones recolectores al centro de confinamiento en el que pretenden participar municipios de la zona Metropolitana.
Tras una visita al Congreso de Morelos, los representantes del grupo opositor a la construcción del biorrelleno mantuvieron una resistencia para impedir el funcionamiento la primera celda.
Frente a los legisladores, los habitantes de Alpuyeca afirmaron diferentes acciones para impedir que los camiones recolectores lleguen al socavón.
Los inconformes señalaron que en un futuro la construcción del biorrelleno representará problemas de contaminación para las comunidades bajas del municipio de Temixco.