martes, 16 de marzo de 2010

Cierra ayuntamiento el relleno sanitario

Protección Civil y Ecología decidieron clausurarlo; no cumple con normas ambientales
Un incendio ocurrido ayer, detonó la decisión de las autoridades municipales
Tal como se había anunciado, las Direcciones de Protección Civil y de Ecología del ayuntamiento de Cuernavaca, clausuraron el relleno sanitario de Loma de Mejía la tarde noche de ayer, luego de una inspección ocupar que realizaron y constatar que la empresa Promotora Ambiental, ha incumplido en las normas de seguridad que afectan al entorno ambiental de la zona. A pesar de que haber recibido la notificación de cancelación, PASA, aseguró que continuará dando el día de hoy el servicio de recolección, traslado y depósito final de los desechos de la ciudad sin saber el lugar exacto donde los llevarán.
Los argumentos dados tanto por Claudia Aponte Maysse y Marisol Amador, titulares de las direcciones de Protección Civil y Ecología de Cuernavaca, respectivamente, son que tras haber realizado un recorrido por el tiradero y sus instalaciones, detectaron que no cuentan con las disposiciones de seguridad mínimas que se requieren y por ello, determinaron la clausura inmediata del relleno de Loma de Mejía.
Físicamente no se encontraba en el lugar Raúl Molina Tolentino, Gerente Regional de PASA y por tanto, las autoridades que visitaron el lugar le hicieron saber respecto de la decisión que se tomó para clausurar el basurero, sin embargo, Israel Velázquez Solano, representante de la empresa que se encontraba en el lugar no quiso atender el requerimiento pese a las observaciones que se hicieron.
Son 31 compromisos en materia de seguridad y de protección al medio ambiente que la empresa PASA tuvo que cumplir para brindar el servicio y que se acordaron desde la firma del convenio que se llevó a cabo entre la pasada administración emanada del Partido Acción Nacional y los representantes de la empresa PASA acordaron, sin que hasta el momento hayan cumplido cabalmente con los mismos.
Otro punto fundamental para que se haya tomado esa determinación fue un incendio que se registró el domingo pasado alrededor de las cuatro de la tarde, el cual puso en evidencia que al interior del tiradero de basura no hay los elementos para sofocarlo y por ello acudió el cuerpo de bomberos de Cuernavaca para evitar una tragedia.
Dicho acontecimiento quedó registrado en el acta correspondiente, y por lo cual, la Directora de Ecología de Cuernavaca, Marisol Amador, señaló que por estar ubicado el relleno en una zona de Selva Baja Caducifolia y pastizales el incendio pudo haberse propagado por los terrenos del Ejido de San Antón.
Al respecto, Claudia Aponte, directora de Protección Civil, así como personal de la oficina corroboraron que la empresa no cuenta con cisterna, motobombas de lata a presión y tampoco con extinguidores necesarios para sofocar cualquier incendio que se pudiera presentar.
Cabe señalar que en la zona de material flamable pudo corroborarse que no hay extinguidores ni formas para atacar algún incidente, así como personal operativo capacitado para realizar acciones de sofocamiento del fuego.
Otro de los puntos que incumplió la empresa PASA, es el hecho de que se les indicó que no pusieran en marcha un programa de llantas usadas que fue utilizado como composta, además de que no cuentan con la planta de preparación de reciclables.
Lo anterior fue motivo para que las dos direcciones de Protección Civil y Ecología, determinaron colocar los sellos de la clausura de PASA en la entrada del relleno sanitario y concretamente en la báscula de pesaje de los desechos generados en Cuernavaca, por lo que de darse la violación de los mismos se tomarán las acciones legales correspondientes establecidos en la Ley.
Por su parte, la empresa PASA a través de Rondi Frankel, se dijo desconcertada y rechazo que el motivo de la clausura haya sido el incendio registrado el fin de semana, en razón de que sólo duró unos minutos y de inmediatamente, afirmó, fue sofocado. Aclaró que no fue severo, ni mayor ni amplio, ni nada. Sin embargo, reconoció que se le llamó a los bomberos y antes de que llegaran, se utilizaron los extintores de la empresa y una hora después, llegaron los apaga fuegos.
Por lo pronto, estará PASA otorgando el servicio este día y los que siguen, sin tener nada concreto de donde será el lugar que utilizarán como depósito final de las casi 400 toneladas diarias que se generan en la capital y que durante épocas de vacaciones o como el recién concluido Fin de Semana Largo, hasta casi 600 toneladas de basura se generan en Cuernavaca.