jueves, 25 de marzo de 2010

Reaparece Giles; se deslinda de PASA

En respuesta al señalamiento de Jorge Meade quien lo acusó de tener una sociedad económica con Promotora Ambiental
El ex alcalde exigió al regidor priísta presentar las pruebas de sus dichos o, de lo contrario, amaga con denunciarlo
Al tiempo de mostrarse tranquilo con las acciones que realizó en su calidad de presidente municipal de Cuernavaca, respecto al tema de la basura con la empresa PASA, Jesús Giles Sánchez, hoy diputado federal anunció durante la entrevista que sostuvo con Eolo Pacheco, titular de Noticieros El Regional, al tiempo de precisar que procederá legalmente en contra del coordinador de los regidores del PRI, Jorge Meade González, por haberlo “difamado respecto a una presunta sociedad económica con la empresa Promotora Ambiental (PASA).
Incluso, exhortó al regidor Jorge Meade para que presente las pruebas de sus dichos o de lo contrario, exigió que se retracte públicamente al considerar que no permitirá una nueva acusación echa en su contra luego de asegurar que ha estado aguantando las criticas y los comentarios incendiarios que han realizado de su persona.
Respecto al problema de la basura, expuso que actuó con responsabilidad y apegadas a derecho, debido a que en el año 2003 se pagaban 112 millones al año, mientras que hoy hay cuesta 90 millones de pesos al año. Luego de 7 años haber transcurrido de esa fecha, dijo estar convencido de que se tomó la decisión correcta.
Respecto a que el servicio que presta la empresa PASA es muy caro y que el contrato está muy por encima de su costo real, Jesús Giles precisó: “hay estándares nacionales, hay tarifas, hay por supuesto distancias ha recorrer y por el proceso tuvo ajustes en el camino. Primero, en el sentido de que previo a donde se está depositando la basura, pensando en un acceso por temixco, con 5 kilómetros y después el acceso vigente con 17 kilómetros, esto representa costos adicionales. Segundo, en relación a lo que fue la construcción del relleno sanitario, cualquier empresa normalmente llega y compra el predio y esto es licito, lo permite la Ley, en caso del predio está dado durante 20 años y está en préstamo para el uso de la tierra y los ejidatarios reciben por toneladas algún recurso que se distribuye entre los integrantes de la asamblea y esta es una variante que llega a impactar en el precio”.
Además, puntualizó que todo el proceso estuvo acompañado de la parte científica, de integrantes del cabildo que aglutinaba a cinco fuerzas políticas y de un notario que dio fe de las decisiones que se fueron tomando, por lo que rechazó que haya algo oscuro ni nada oculto.
“Tiene los costos de acuerdo a las condiciones que tiene el ayuntamiento y a su capacidad económica, destinar 90 millones de un total de mil millones que maneja, no es ninguna irresponsabilidad”, concluyó.