sábado, 20 de marzo de 2010

Reconocen valor de MMG por la clausura del relleno

“Era una bomba de tiempo”, coinciden investigadores y ambientalistas
Consideran que la sociedad no debe ser rehén de la empresa PASA
Investigadores, ambientalistas e integrantes de la sociedad civil de la capital, hicieron un reconocimiento al valor y decisión del alcalde de Cuernavaca, Manuel Martínez Garrigós, por haber realizado el cierre del relleno sanitario de Loma de Mejía en San Antón, al considerar que era una “bomba de tiempo”. Además, coincidieron en señalar que en el problema de la basura, la sociedad no debe ser rehén de la empresa PASA ni de ninguna agrupación que preste el servicio de recolección de los desechos sólidos.
Incluso, demandaron que el cierre no debe ser temporal sino definitiva y para lo cual, han propuesto diversas acciones tendientes a contrarrestar la clausura y contar con un sitió final donde se puedan depositar los desechos sólidos que se generan en la ciudad.
En reunión que sostuvieron con el secretario de Desarrollo Urbano y Obras del Municipio, José Manuel Rodríguez Cota, los integrantes del Patronato para el Rescate de San Antón, Rodrigo Morales y Carmen Marto, también estuvieron Laura Galván de Ciudad y Comunidad; Alicia Dorantes del Frente Cívico en Defensa del Casino de la Selva A.C; Miguel Rodríguez Oliveros de Guardianes de los Árboles; Jorge Saviñón del Instituto Mexicano para el Desarrollo de las Ciudades Verdes; Raúl García Barrios del CRIM-UNAM; Blanca Pastrana González por la Red Mexicana de Manejo Ambiental de Residuos Morelos; Alejandro Fragoso López de Agenda XXI; Beatriz Lemus Kourchenko; Antonia Ambrosio y Humberto Ángel de Desarrollo Integral Autogestionario A.C. y Paúl Humberto Vizcarra, presidente del Consejo Consultivo de Ciudadanos para el Manejo de Residuos A.C. entre otros.
Por su parte, el investigador del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM), UNAM, Raúl García Barrios, hizo un reconocimiento público a la determinación del cierre del relleno sanitario por considerar que ese lugar era una bomba de tiempo para que detonara y por tanto, la contaminación que estaba provocando en la región sur de la entidad era grave y por fin de puso un freno a ese atentado a la ecología.
Los investigadores, ambientalistas y especialistas en el tema, puntualizaron que habrán de proponer diversas acciones que resuelvan de fondo la problemática que se genera por la recolección, traslado y disposición final de los residuos sólidos.
En su oportunidad Luís Tamayo, representante del grupo de investigación Ecosofía, a nombre de más de 20 asociaciones, refirió que dentro de las propuestas se integra el compromiso de colaborar en la educación a la sociedad para la separación de residuos sólidos, lo que permitiría reducir hasta en un 50 por ciento el volumen de los desechos que llegan a los rellenos sanitarios.