jueves, 13 de mayo de 2010

Paran ambientalistas camiones de PASA

Presenta denuncias la empresa
Andrés Lagunas
Cuernavaca, Morelos.- Ambientalistas que se oponen al relleno sanitario de Loma de Mejía, retuvieron en la calle Subida a Chalma, tres camiones recolectores de basura de Pasa, y les lanzaron huevos con pintura, en demanda de que se clausure el tiradero, porque insistieron que no cumple con las normas técnicas y ambientales.
De acuerdo con las declaraciones de los ambientalistas, y de Citlali González del Frente Ciudadano de Subida a Chalma, el alcalde Manuel Martínez Garrigós prometió en campaña clausurar ese tiradero 6 meses después de que fungiera como autoridad; sin embargo, afirmaron que no lo ha cumplido, pese a que ya se cumplió el plazo, y que dicho relleno no cumple con la separación de residuos; y sobre todo, por la violación de la norma 083.
Los ambientalistas cuestionaron a la empresa encargada de recolectar los residuos, el por qué insiste en un tiradero que destruye el medio ambiente, que viola las normas, que social y científicamente es reprobado; además, que pone en riesgo a los ciudadanos debido a la filtración de lixiviados hacia los mantos acuíferos, aunado a los problemas viales que causan los camiones en Subida a Chalma.
Luego le recordaron a la empresa, que también tiene conflictos en Tabasco, y que saquearon económicamente a Torreón, y ahora lo están haciendo en Cuernavaca; y encima, ponen en riesgo a la población.
Esta organización de ambientalistas, señaló como responsables directos de esta crisis ambiental, al ex presidente municipal Jesús Giles Sánchez y a las autoridades de la Comisión Estatal del Agua y Medio Ambiente, así como a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, entre otras.
En protesta contra el tiradero, advirtieron que estarán realizando acciones sorpresivas y pacificas en las dependencias, para recordarle a la población quienes son los responsables de los accidentes de camiones, problemas de salud y ecocidio que ocurren en Loma de Mejía.
Pidieron a los magistrados que, "antes de dar su veredicto se asesoren por instancias nacionales con expertos en el tema de rellenos sanitarios, a fin de que puedan dar una decisión acertada". Exhortaron igualmente, "a que se deje a un lado la política, y se cree una conciencia ambiental, y con ello, el bienestar de los ciudadanos.
La protesta de los alrededor de 20 ambientalistas, comenzó aproximadamente a las 9 de la mañana, y la retención de los camiones duró alrededor de una hora.
Se defiende PASA y amaga al Ayuntamiento
En un comunicado, la empresa PASA confirmó que a las 10:00 de la mañana de ayer, uno 30 activistas, "que dicen ser de la comunidad de Chalma, bloquearon el paso de dos camiones de PASA y no permitieron la subida de camiones por la vía pública del camino a Chalma, hacia el relleno sanitario de Loma de Mejía".
"El grupo de presuntos inconformes, se presentó a exigir demandas de orden político, en el sentido de que el presidente municipal Manuel Martínez Garrigós cumpla su promesa de campaña, de clausurar el relleno sanitario de Loma de Mejía". Queremos dejar en claro que nuestras instalaciones cumplen con la normatividad, y que los análisis técnicos muestran que no ha tenido impacto a la comunidad. Por lo tanto, es responsabilidad de la autoridad si pone en riesgo el servicio de recolección", advirtió.
La empresa asevera haber informado a la Dirección de Servicios Públicos, de los hechos citados, "aunque la fuerza pública no se ha presentado al lugar, a apoyarlos, pese a que la comunidad es la que se ve directamente afectada, ya que éste es un servicio público que PASA ofrece como proveedor, pero es responsabilidad de la autoridad".
En su comunicado, la empresa también indicó: "Derivado de esta situación, si no se permite el acceso al relleno sanitario, el Municipio podría tener que realizar un pago extra por el traslado de los residuos a la Ciudad de México, ya que esta acción arbitraria de la comunidad no es responsabilidad directa de PASA. La autoridad debe de garantizar el uso de las vías públicas, más cuando es un servicio publico el que se presta a la ciudadanía".
También enfatizó: "debido a que nuestros empleados y vehículos han sido agredidos, se están presentado las denuncias pertinentes, por agresión y obstrucción a las vías de comunicación, contra quien resulte responsable".
"PASA no desea ninguna confrontación con este grupo. En realidad esta acción va contra la autoridad y los propios cuernavaquenses, quienes serán los perjudicados directamente, ya que el Municipio a lo mejor tendría que destinar recursos para el traslado de los residuos a otra entidad, dinero que sería mejor utilizado para acciones sociales de salud, seguridad y educación", concluyó.