jueves, 13 de mayo de 2010

TAPAN vecinos paso de basura

Bloquean vecinos paso a recolectores.
Un grupo de personas autoidentificadas como Frente Ciudadano Subida a Chalma se manifestó ayer en contra de la empresa PASA, concesionaria del manejo de basura de Cuernavaca, y exigió al Presidente Municipal Manuel Martínez Garrigós el cierre inmediato del relleno sanitario de Loma de Mejía.
Ciudadanos que se oponen al funcionamiento del relleno sanitario de Loma de Mejía impidieron ayer el paso a los camiones recolectores de basura de la empresa PASA Cuernavaca, sobre la avenida Subida a Chalma, durante cinco horas, como medida de presión para que el gobierno capitalino cierre el sitio de confinamiento.
Los manifestantes, quienes integran el Frente Ciudadano Subida a Chalma, anunciaron una serie de actividades de protesta con el objetivo de que el gobierno municipal cumpla con su promesa de cerrar el relleno sanitario en un lapso de seis meses, a partir del inicio de la administración municipal, es decir, el 1 de noviembre.
Ayer por la mañana, además de impedir el paso a los vehículos pesados, los manifestantes lanzaron cascarones de huevo con pintura negra y roja a los camiones y colocaron lonas en la glorieta de la avenida, por medio de las cuales exigen al alcalde Manuel Martínez Garrigós que cumpla su compromiso de campaña y cierre el sitio de disposición final.
“Estamos manifestando el repudio a la empresa PASA, que lleva a cabo el proyecto del depósito de basura, que es inviable por la afectación ambiental y vial que está ocasionando. Lo que hicimos el día de hoy fue impedir el paso de los camiones y decir ‘Ya basta de que estén llevando a cabo este proyecto’, y, en acción de repudio, les aventamos huevos de pintura”, dijo Citlalli González, representante del frente.
Los opositores informaron que en los siguientes días realizarán diversas actividades para recordarle al edil capitalino su compromiso de cerrr el relleno sanitario.
Por su parte, la empresa PASA Cuernavaca informó que se realizaron las denuncias correspondientes contra quien resulte responsable por la agresión que sufrieron sus empleados y camiones.
Y es que, reclamó, es responsabilidad del municipio brindar las condiciones para que se dé el servicio público municipal, pues durante la manifestación no hubo intervención de la autoridades de seguridad pública para evitar que fuera cerrada la vía de comunicación.