miércoles, 9 de junio de 2010

Exigen la clausura del relleno

* Realizan manifestación vecinos de Subida a Chalma
Andrés Lagunas
Cuernavaca, Morelos.- Un grupo de ambientalistas solicitó al presidente municipal de Cuernavaca, Manuel Martínez Garrigós, cancelar de manera definitiva el relleno sanitario ubicado en Loma de Mejía, y no ceder a chantajes de la empresa PASA, que le cobra excesivas cantidades de recursos al gobierno municipal.
Integrados al Frente Subida a Chalma, los ciudadanos se disfrazaron de personajes, utilizaron máscaras y personalidades falsas para acudir al ayuntamiento a demandar el cierre del relleno sanitario, por ser un foco de contaminación para la capital del estado.
Criticaron al Ayuntamiento por no cumplir el compromiso de cerrar el basurero y actuar con complacencia con la empresa regiomontana, que ha obtenido jugosas ganancias en los últimos años, aun en perjuicio del medio ambiente.
Los inconformes con la empresa PASA hace varios días lanzaron huevos a camiones que pasan por Subida a Chalma, como muestra del rechazo a la contaminación que provocan en su paso hacia Loma de Mejía.
Una mujer, que iba caracterizada de Xóchitl Gálvez, señaló que el gobierno municipal se ha negado a cumplir el compromiso de campaña del alcalde Manuel Martínez Garrigós, quien aseguró que cerraría ese foco de contaminación abierto en la pasada administración emanada del PAN.
Sin embargo, indicó, no se ha cerrado el basurero y el ayuntamiento tiene un circo, por eso los inconformes se caracterizaron con máscaras y montaron ese escenario, cuestionando la instalación de albercas, la pista de hielo, la fiesta masiva de quinceañeras y la próxima instalación de pantallas para ver el mundial de futbol en el zócalo y la alameda Luis Donaldo Colosio.
Los manifestantes advirtieron que van a seguir con sus protestas hasta lograr la clausura de Loma de Mejía, porque es un negocio redondo para una empresa, pero perjudica al medio ambiente.