jueves, 10 de junio de 2010

Grupos ambientalistas impiden paso a los camiones de PASA


CUERNAVACA. Impiden activistas sociales el paso de los camiones de la empresa Promotora Ambiental (PASA) hacia Loma de Mejía. El ayuntamiento a través del Secretario Rodrigo Gayosso Cepeda asegura que la comuna tomará decisiones apegadas a derecho y no conforme decisiones personales.
Mientras, la Secretaría de Auxilio y Protección Ciudadano, recibe órdenes para estar alerta ante cualquier confrontación.
Mientras que integrantes de diversas organizaciones ambientales de Morelos impidieron el paso de los camiones de basura de PASA, por la avenida Subida a Chalma, hacia el sitio de confinamiento.
Los ambientalistas portaron mantas, lonas, y cartelones, al tiempo que colocaron un módulo, para impedir el paso de los pesados vehículos, que diariamente recolectan los desechos sólidos generados en esta capital. Los activistas advirtieron que sólo quitarán el bloqueo si el alcalde, Manuel Martínez Garrigós, los atiende e inicie las gestiones para remover el relleno sanitario de Loma de Mejía.
Cuestionado al respecto, Gayosso Cepeda se dijo respetuoso a nombre del gobierno municipal de las movilizaciones ciudadanas, empero, advirtió que en torno a las demandas de los ambientalistas, se conducirán con estricto apego a la ley y no, conforme a decisiones personales.
“No tomaremos decisiones unilaterales, sino como gobierno, apegadas al derecho, aunque algunas personas quisieran tomar decisiones sin el fundamento legal, nosotros nos apegaremos a la ley y agotaremos todos los procedimientos que sean necesarios”.
Riesgo de enfrentamientos
Por la tarde, corrieron versiones en el sentido de que los activistas, integrantes de Proyecto Centros de Acopio Comunitarios de San Antón, Frente Ciudadano Subida a Chalma, Ayudantes Municipales de Temixco y Concejo de los Pueblos de Morelos, Sociedad Cooperativa Acampalli, Frente de Afectados por el Relleno Sanitario de Loma de Mejía, Lazarillos y Patria Naturaleza, fueron amenazados por trabajadores de la empresa encargada de la recolección y confinamiento de los residuos sólidos de la capital morelense.
Correos electrónicos y mensajes vía celular, advirtieron que los camiones de PASA y sus trabajadores, incurrieron en reiteradas ocasiones en provocaciones en contra de los activistas, incluso, que algunas unidades fueron movidas, con ese fin.
Mismas que fueron desmentidas por Magdalena Mosig, de relaciones publicas de la empresa PASA. Indicó que hasta el momento, sólo dos unidades de recolección de basura están en la zona pero que ninguna ha sido retenida por los ambientalistas.
Dijo que los trabajadores se encontraban en el lugar, “en forma muy pacifica” esperando a que la gente se retirara y estos pudieran circular libremente hacia el relleno sanitario de Loma de Mejía.
Confirmó que “hay retrasos en la recolección de ciertas rutas, dado que no se ha podido agilizar sus actividad. Los que se ven verdaderamente afectados, son los ciudadanos de Cuernavaca”, advirtió.
Finalmente, la vocera de PASA, lamentó que la comuna capitalina se haya desentendido de la problemática, pese a los llamados que se han hecho a las instancias encargadas de la seguridad pública.