miércoles, 9 de junio de 2010

Le hacen circo a edil de Cuerna


Malabaristas, zanqueros, monociclistas, payasos, músicos y hasta carros alegóricos montaron ayer el Circo de Manuel Martínez Garrigós, alcalde de la ciudad, en las puertas del edificio principal del Ayuntamiento de Cuernavaca, en reproche a la falta de respuesta a los compromisos que firmó durante su campaña político-electoral.
La función circense es la segunda manifestación “sorpresiva” que el Frente de Afectados de Subida a Chalma y otros grupos de ciudadanos que se han manifestado en contra del funcionamiento del relleno sanitario han realizado en los últimos dos meses para recordarle al edil el compromiso que hizo, de cerrar, en un plazo no mayor a seis meses, las instalaciones del depósito final de la basura.
La repentina función de circo llamó la atención de quienes caminaban por la calle Motolinía, avenida Morelos y Netzahualcóyotl, que, ajenos a la protesta, disfrutaron de los actos de los malabaristas y hasta se tomaron fotos junto a una caricatura de dibujos animados con la que parodiaron al alcalde.
Los trabajadores del municipio salieron a ver qué pasaba en la calle, mientras que los policías que cuidan la puerta principal cerraron los accesos para evitar a los manifestantes el ingreso al interior de la sede.
Como en toda función de circo, su director anunció que el espectáculo estaba por comenzar y, luego de dar las tres llamadas, la música empezó a sonar y los malabaristas iniciaron los trucos.
“Es que es eso exactamente lo que ha sido el gobierno del municipio de Cuernavaca: un circo, con brincolines, quinceañeras, telepantallas, parques acuáticos, y no resuelve los problemas reales de Cuernavaca.”