miércoles, 4 de agosto de 2010

Basura, la pesadilla de Cuerna

El problema inició en el año 2006. En los últimos días de septiembre, Cuernavaca entró en una severa crisis luego de que fueron bloqueados los accesos al tiradero y socavón de Tetlama y toneladas de basura quedaran en las calles de la ciudad.
De las mil 200 toneladas que a diario recibía ese relleno, provenientes de cinco municipios, Cuernavaca generaba la mitad.
El servicio de recolección fue suspendido, y la basura inundó las calles.
La crisis estuvo a punto de repetirse en marzo de este año. A cuatro años del conflicto más grave en Cuernavaca, las autoridades municipales clausuraron el relleno sanitario de Loma de Mejía, por un incendio, y nuevamente las calles se llenaron de basura.
Desde entonces, hasta la fecha, tanto autoridades como personal de la empresa PASA, encargada de la recolección de basura, han mantenido una batalla por los costos del servicio que, nuevamente hoy, vuelve a poner a la ciudad en peligro de llenarse de basura.