jueves, 19 de agosto de 2010

Reconsidera PASA renegociar servicio

Tras dos semanas de incertidumbre por la permanencia o salida de la concesión de los servicios de limpia, el gerente general de la empresa Promotora Ambiental de Cuernavaca, (PASA), Sergio Urzua Sarabia, declaró que, tanto la reducción en costos por los servicios como el cierre del relleno sanitario, así como el retraso de pago de parte del municipio, son negociables, con tal de que las autoridades del municipio se sienten en la mesa de trabajo para destrabar el conflicto.
Todavía el martes, Sergio Urzua ponía como condicionante para la revisión de la propuesta del municipio acerca de la reducción de costos en el precio por tonelada recolectada y depositada en el relleno sanitario de Loma de Mejía, así como la propuesta del cierre definitivo del relleno sanitario, que las autoridades liquidaran primero la deuda de 21 millones de pesos por el faltante de pago de los meses de mayo, junio y julio.
Ayer, el gerente general de la empresa cambió de actitud y dijo que todo era negociable, y reiteraba su disposición a iniciar una mesa de trabajo para la revisión del título de concesión otorgado en 2007, por un periodo de 20 años.
“Para PASA no hay ninguna condicionante, lo único que queremos es sentarnos a negociar; estamos abiertos a todo, lo que queremos es -a ver si ustedes, los medios (de comunicación) nos ayudan para poder lograr que se haga lo antes posible- la reunión con el alcalde para negociar, para llegar a buenos términos y poder salir a trabajar; para dar el servicio que dábamos antes. Todo es negociable, no estamos poniendo ninguna traba”, aseveró el representante de PASA.
Sergio Urzua apuntó que, hasta el momento, no hay lugar, hora ni fecha para instalar la mesa de trabajo.