miércoles, 4 de agosto de 2010

Se niega el alcalde a pagar el adeudo a la recolectora PASA

CUERNAVACA. El alcalde Manuel Martínez Garrigós advirtió ayer a PASA (concesionaria del servicio de recolección, traslado y confinamiento de la basura en Cuernavaca) que no le pagará el adeudo que mantiene su administración con la empresa y reiteró su decisión de retirarle la concesión, porque fue negociada en condiciones desfavorables para el ayuntamiento y en perjuicio de la ciudadanía capitalina.
En tanto, el regidor priísta Gustavo Petricioli Morales retó a la empresa a exigir el pago por la vía jurídica, ya que tomó de manera unilateral la decisión de cancelar la prestación del servicio a partir de ayer. Reconoció que el ayuntamiento mantiene un adeudo por más de 16 millones de pesos con PASA por concepto del servicio prestado en los meses de mayo y junio. Por su parte, Rodrigo Gayosso Cepeda, secretario del ayuntamiento, remitió un oficio a la empresa –a las 11:05 horas fue recibido– en el que le da un plazo de seis horas para que reestablezca la prestación del servicio y en el que reconoce que Cuernavaca está en “una contingencia grave” y que causa daños a los ciudadanos.
En tanto, en las calles, avenidas, unidades habitacionales y centros comerciales permanecen sin recolectar más de 400 toneladas de basura, ya que las unidades destinadas por el municipio para enfrentar la contingencia resultan insuficientes y sin las características técnicas para esa labor.
El alcalde Manuel Martínez anunció que su gobierno irá a los tribunales para echar abajo el título de concesión otorgado a PASA, porque fue negociado de manera ventajosa para la empresa, además que ésta se niega a renegociar los términos del mismo. Dejó en claro que, al ser la segunda ocasión que se niega a la recolección, “no se va a pagar y vamos a ir nosotros con todo a recolectar” la basura.
Anunció que, por el momento, el ayuntamiento de Cuernavaca habrá de instalar un centro de transferencia en el municipio de Jiutepec y la basura será depositada en el relleno sanitario de Cuautla y se evalúa la posibilidad de utilizar el de Loma de Mejía.
El presidente municipal de Cuernavaca afirmó que su gobierno ha intentado, por todas las vías, negociar con PASA el replanteamiento del convenio de concesión, porque se dio en condiciones desfavorables para el ayuntamiento. Precisó que el pago a PASA por el servicio representa el 13 por ciento del presupuesto municipal.
Indicó que en 20 años Cuernavaca le pagará a PASA tres mil 300 millones de pesos por el servicio de recolección, traslado y confinamiento de basura y agregó que el título de concesión “ventajoso” implica un pago 50 por ciento más de lo que la misma empresa cobra a la ciudad de Puebla.
Con PASA “a nosotros nos cuesta 362 pesos por recolección de tonelada de basura, con destino final son 800 pesos”, pero “recolectándola nosotros no cuesta 180 pesos, entonces es mucho más barato”, pero los empresarios de manera prepotente se negaron a negociar y decidieron “jugársela” y éstas son las consecuencias.
Agregó que “ya acreditamos ante la autoridad correspondiente que la empresa no salió a recolectar la basura, conforme a su obligación legal y compromiso moral con Cuernavaca. Ya estamos cubriendo las 30 rutas” de recolección, porque “nosotros somos un gobierno responsable”, por lo que “no va a haber ningún problema” con los desechos, apuntó.
Explicó que el ayuntamiento tiene la capacidad humana y económica –ocho millones de pesos– para resolver la contingencia de la basura.
Gustavo Petricioli informó que el ayuntamiento continúa con las acciones jurídicas para la cancelación de la concesión otorgada por la administración pasada a favor de Promotora Ambiental SA de CV, ya que fue negociada en condiciones desfavorables para Cuernavaca y representa un gasto excesivo para el ayuntamiento. Agregó que si PASA incumple con la prestación del servicio durante tres días continuos, habrá un nuevo elemento para la cancelación inmediata de la concesión, y lamentó que la empresa incurra en medidas de presión, chantaje y extorsión, como es la cancelación del servicio de manera unilateral.
Asimismo, calificó como “increíble” que la empresa haya determinado cancelar la prestación del servicio porque el ayuntamiento la debe el pago de dos meses, lo que confirma su irresponsabilidad y falta de compromiso con Cuernavaca. Reiteró que existen recursos para pagarle, pero también la decisión de retirarle la concesión.
Por último, aseguró que no habrá una contingencia de basura, pues se tiene previsto un operativo para recolectar los desechos durante los próximos días y que, conforme a la experiencia anterior, resulta más barato que lo que hoy se le paga a PASA de manera mensual.