miércoles, 11 de agosto de 2010

Violento desalojo en relleno sanitario; meten 15 camiones

Israel Mariano
Cuernavaca, Morelos.- Representantes y abogados de la empresa PASA acusaron que funcionarios del Ayuntamiento de Cuernavaca irrumpieron de forma violenta la madrugada del martes para apropiarse del relleno sanitario de Loma Mejía, donde con apoyo policíaco descargaron cuando menos 15 camiones de basura, desalojaron de forma violenta a su personal y no se les permitió el paso desde esa hora, por lo que analizan iniciar una demanda por despojo.
Los hechos, explicaron, ocurrieron cerca de la una de la mañana, cuando presuntamente ocho patrullas de la Policía Preventiva de Cuernavaca encabezadas por una persona a quien identifican como Adán Jasso Moreno, funcionario del Departamento de Limpia del Ayuntamiento, escoltaron a 15 camiones con basura hacia el relleno sanitario de Loma de Mejía e irrumpieron con lujo de fuerza y con violencia en la instalación de la empresa Promotora Ambiental en Cuernavaca (PASA).
El gerente de la empresa, Sergio Urzúa dijo que de forma ilegal fue retenido el gerente del relleno sanitario sin justificación, Iván Orlando Rivera Cota y por varias horas estuvieron desaparecidos dos vigilantes y desde ese momento el área quedó bajo resguardo de los elementos policíacos, por lo cual señalan que ya no se les permitió el acceso.
"El relleno sanitario es una instalación privada contra la que atenta la autoridad atropellando los derechos legítimos de una empresa, en un nuevo acto de prepotencia y desprecio a la legalidad; por eso no nos hacemos desde este momento de ningún problema ambiental que pudiera desatarse, a esta fecha paramos el barrido manual y mecánico por la seguridad de nuestros empleados", incluso, dijo, su domicilio está siendo resguardado por elementos policíacos de forma inexplicable.
El gerente general de PASA Cuernavaca comentó: "Lo que han hecho no puede ser, tomar un relleno que no les pertenece, nosotros tenemos el usufructo de esta tierra, con el ejido obviamente y los ejidatarios están con nosotros y nos manifestaron su respaldo".
Lo que ha derivado de esto es un asunto político más que de legalidad por eso "repudiamos enérgicamente estas acciones y exigimos que recaiga el peso de la ley contra los funcionarios del Ayuntamiento que ordenaron, autorizaron y realizaron esta acción ilegal en contra de la propiedad privada de nuestra compañía y de nuestros empleados".
Finalmente, manifestó que tal vez había una intención de tirar alguna sustancia contaminante para después acusar a la empresa o si el objetivo era apropiarse del relleno sanitario por eso se hizo en la madrugada. Aun cuando el asunto será tomado por abogados que vienen de Monterrey, se buscará encuadrar el delito de despojo, "y eleva la más enérgica protesta, exigiendo al presidente municipal Manuel Martínez Garrigós que no violente la ley y respete la propiedad privada. Un funcionario en su posición no debería desplegar este tipo de acciones contra empresas privadas que vienen a invertir en la localidad", finalizó.